En un vistazo 2 min

Eco-cooler: Un aire acondicionado ecológico hecho de botellas de plástico que no usa electricidad

Está hecho de botellas de plástico usadas y no requiere electricidad: es el Eco-cooler, un aire acondicionado ecológico y económico. ¡Aire acondicionado de fabricación casera!
Eco-cooler: Un aire acondicionado ecológico hecho de botellas de plástico que no usa electricidad
Eco-cooler: Un aire acondicionado ecológico hecho de botellas de plástico que no usa electricidad

El primer sistema de aire acondicionado que no requiere electricidad se desarrolló en Bangladés, uno de los países más pobres del mundo y particularmente afectado por el calentamiento global. La agencia Grey Dhaka consiguió esta proeza utilizando botellas de plástico usadas, satisfaciendo dos necesidades con una única acción: darles una segunda vida a las botellas y crear un equipo de aire acondicionado ecológico, el Eco-Cooler, que fuera accesible para todos.

Aire acondicionado artesanal y natural

El principio es sencillo: las botellas de plástico se cortan por la mitad y se pegan a un tablero o a una rejilla. Estos últimos se instalan en un marco de ventana, con los cuellos de las botellas orientados hacia el interior de la casa. El sistema funciona de la siguiente manera: el aire caliente que entra en cada botella se comprime alrededor del cuello de la botella, enfriándola antes de penetrar en la habitación. El cuello de la botella actúa como un túnel que comprime el aire. Esto enfría el aire cuando éste sale del cuello de la botella (es decir por expansión rápida) usando el mismo principio. El efecto de enfriamiento a consecuencia de una rápida expansión se conoce como el Efecto Joule-Thomson. Dependiendo de la dirección del viento y de la presión ejercida, el Eco-Cooler puede reducir la temperatura hasta cinco grados, lo que es equiparable a un aire acondicionado eléctrico.

Un acto benévolo para la población

En un país donde la mayoría de la población vive en zonas rurales y donde el acceso a la electricidad es limitado, el Eco-Cooler es como un milagro. Más del 70 % de la población de Bangladés vive en casas con techos con chapa de hierro, un material que potencia el calor del sol. En verano, el aire puede llegar a ser insoportablemente sofocante, con temperaturas que alcanzan hasta 45°C. Por el momento, el Eco-Cooler se está repartiendo gratuitamente en aldeas remotas de Bangladés, y varios equipos están enseñando a los habitantes a fabricar sus propios aparatos de aire acondicionado.

Y para demostrar que el objetivo de la invención no es ganar dinero, Grameen Intel Social Business decidió compartir su proyecto y lo ha publicado en Internet, en código abierto, para que todos y cada uno puedan fabricar su propio Eco-cooler.

Si te ha gustado este artículo ¡te encantará el siguiente!
  • De residuos plásticos a mobiliario urbano
    En un vistazo 1 min
    De residuos plásticos a mobiliario urbano

    Un estudio de diseño e investigación neerlandés está utilizando la impresión 3D para convertir los residuos plásticos generados por los habitantes de Ámsterdam en mobiliario urbano. «Imprimir nuest...

  • Un «iglú» de polietileno para cobijarse del frío
    En un vistazo 1 min
    Un «iglú» de polietileno para cobijarse del frío

    Aislante a base de espuma de polietileno y láminas de aluminio: aunque es una solución precaria, permite que las personas sin techo puedan pasar las noches invernales en un ambiente seco y cálido. ...

  • El diseño responsable de la silla Taavi
    Sillas, asientos y mesas
    El diseño responsable de la silla Taavi

    La silla Taavi es una silla de jardín minimalista e intemporal fabricada en PEHD reciclado, como todos los muebles de exterior de la colección Salmela de la que forma parte. Sólida y resistente, está...