Iconos 1 min

El Cubo de Rubik, el rey de los rompecabezas

Un cubo, seis colores, cincuenta y cuatro superficies, miles de millones de combinaciones y multitud de jugadores exasperados que han intentado resolver los misterios del más célebre de los rompecabezas: el Cubo de Rubik.
El Cubo de Rubik, el rey de los rompecabezas
El Cubo de Rubik, el rey de los rompecabezas

Fue en 1974 cuando el húngaro Ernö Rubik inventó el rompecabezas más famoso del mundo. Este escultor y profesor de arquitectura tuvo la brillante idea de crear un «rompecabezas geométrico» para enseñar a sus alumnos los principios de la geometría 3D.
Después de algunos años de desarrollo, en 1977 obtuvo la patente de su invento. El cubo estaba hecho de acrilonitrilo-butadieno-estireno (ABS) moldeado por inyección y nailon.

El juego se empezó a comercializar ese mismo año en Hungría, y en 1980 ya cruzó las fronteras para alcanzar gran popularidad. En 1982, año en que se celebró el primer campeonato internacional de Cubo de Rubik, se vendieron más de 100 millones de ejemplares en todo el mundo.
Verdadero fenómeno mundial y objeto de culto de los años 80, este invento logró lo que hasta entonces ningún otro juego había conseguido: hacer que los juegos de lógica fueran divertidos.
Después de experimentar un declive importante durante la segunda década de los 80, la cuota de popularidad del Cubo de Rubik se ha recuperado durante los últimos años, gracias a internet y al auge de la cultura geek. Todos los años se organizan campeonatos mundiales, donde los jugadores más expertos se enfrentan para ver quién logra el mejor tiempo.
En 2018, ostentaba el récord mundial de rapidez en el Cubo de Rubik Yusheng Du, un joven chino que logró resolver el cubo en... ¡3,47 segundos!
Sin embargo, en 2019 un robot logró la increíble hazaña de resolver el cubo de Rubik en tan solo... ¡0,38 segundos!