Iconos 1 min

El velcro, un invento inspirado en la naturaleza

La historia que condujo al descubrimiento del VELCRO® comenzó con Georges de Mestral mientras daba un apacible paseo. Era el año 1941 y este ingeniero suizo regresaba del campo con su perro cando se fijó en lo mucho que costaban de quitar las flores de cardo y de bardana que se habían adherido tanto a su ropa como al pelaje del animal.
El velcro, un invento inspirado en la naturaleza
El velcro, un invento inspirado en la naturaleza

¡El ingeniero nunca descansa! Sorprendido por la capacidad de agarre de dichas flores, las observó en un microscopio y descubrió que tenían unos ganchos diminutos con los que se sujetaban firmemente a cualquier elemento con forma de bucle. Decidió entonces investigar las posibilidades de reproducir este sencillo principio.

Tardó diez años en desarrollar un sistema de cierre formado por dos componentes separados: una tira de tejido con unos ganchos diminutos que se adhiere, temporalmente, a otra tira con unos ganchos más pequeños, hasta que alguien los separara. Inicialmente se confeccionaba en algodón, pero resultó ser muy poco práctico y demasiado frágil. Finalmente, el sistema de cierre se empezó a elaborar con nailon y poliéster.  
Su nombre responde a la combinación de las palabras francesas «velours» (terciopelo) y «crochet» (gancho). Desde 1959, la marca VELCRO® abarca una amplia gama de productos que han simplificado las operaciones de cierre y sujeción.

El primer uso espectacular que se hizo de este sistema de sujeción llegó en los años sesenta, cuando la NASA empezó a usarlo en sus trajes de vuelo, así como para anclar los sistemas de seguridad en condiciones de ingravidez. Más tarde se incorporó a los trajes de esquí y de buceo. Posteriormente se abrió camino en el sector de la moda: en la ropa y el calzado... ¡toda una generación de niños y niñas estarán eternamente agradecidos a esta marca!

Actualmente, el velcro, que ya no es solo una marca registrada, sino que se ha convertido en un término genérico, se utiliza en una gran variedad de sectores como la sanidad, la informática, la automoción o la medicina. Aunque cada producto de VELCRO® está diseñado para un fin específico, el mecanismo principal permanece invariable en todos ellos.

 

Si te ha gustado este artículo ¡te encantará el siguiente!