En un vistazo 2 min

La pequeña lámpara solar Little Sun se hace mayor

En un artículo publicado en el 2013 con el título «Cuando los plásticos dejan que entre la luz», hablamos de Little Sun, una pequeña lámpara con forma de sol y alimentada con energía solar, diseñada por el artista Olafur Eliasson y el ingeniero Frederik Ottesen, ambos escandinavos, y destinada las personas que viven sin acceso a la electricidad en Etiopía.
La pequeña lámpara solar Little Sun se hace mayor
La pequeña lámpara solar Little Sun se hace mayor

Las cosas han cambiado desde entonces, y el humilde proyecto inicial se ha convertido en un proyecto global que ha transformado las vidas de más de dos millones de personas.

Una empresa social de alcance mundial

Little Sun es actualmente una empresa social que tiene la misión de suministrar luz limpia, fiable y asequible a cerca de 1 200 millones de personas del mundo entero que todavía no tienen acceso a la electricidad. Little Sun está presente en diez países africanos tales como Etiopía, Kenia, Senegal y Ghana, así como en Europa, Japón, Australia, Canadá y Estados Unidos.

Las lámparas con forma de sol Little Sun están hechas de policarbonato y ABS, dos plásticos con una alta resistencia a los rayos ultravioleta y a la intemperie. Cada lámpara incorpora un panel solar. Tras recargarse durante cinco horas al sol, la lámpara puede proporcionar hasta cuatro horas de luz intensa y alrededor de cincuenta horas de luz suave. Cuenta además con un ventilador para enfriar la batería y el panel solar y, gracias a ello, su vida útil se alarga hasta entre cuatro y cinco años en condiciones climatológicas graves.

Una fuente de electricidad socialmente responsable

Con un precio que varía según el área donde se vende el producto, las compras de esta pequeña lámpara por parte de los consumidores de los países ricos sirven para financiar el suministro y la distribución de las mismas a través de una estructurada red de emprendedores locales en aquellas regiones del mundo que no están conectadas a la red eléctrica. De este modo, cada comprador de una lámpara Little Sun contribuye a garantizar que la luz llegue a las personas sin acceso a la electricidad.

Luz para los más desfavorecidos gracias a la energía solar

En el 2017, Olafur Eliason lanzó la Little Sun Foundation, una extensión de su empresa social, con el objetivo de proporcionar luz a escuelas, refugiados y personas afectadas por desastres naturales.

Cuando cae la noche, la luz producida gracias a la energía solar permite que los niños estudien, las familias realicen actividades después del trabajo, la vida social se revitalice y los negocios se mantengan abiertos. Asimismo, evita que las familias y los niños en las escuelas tengan que respirar los humos tóxicos de las costosas lámparas de queroseno. Tiene, por consiguiente, un impacto en la educación, la vida social, la seguridad, la pobreza y el medioambiente.

En diciembre del 2018 se distribuyeron en todo el mundo 838 308 unidades de esta pequeña lámpara cuyo diseño se inspira en los motivos decorativos etíopes, 510 844 de las cuales en zonas sin electricidad. En total, la Little Sun ha mejorado las vidas de cerca de 2 230 000 personas.

Conferencia COP 21, Naciones Unidas, Foro Económico Mundial, encuentro con Al Gore y Ban Ki-moon, colaboración con Ikea, y mucho más. Little Sun es conocida y reconocida en todo el mundo, ¡y no tiene intención alguna de dormirse en los laureles! ¡Hágase la luz!

Mas información :
https://littlesun.com

Fotografía : Niña jugando con una lámpara en Etiopía - ® Merklit Mersha

Si te ha gustado este artículo ¡te encantará el siguiente!