En un vistazo 2 min

Un reposabrazos ergonómico que reúne teletrabajo y confort

Cada vez trabajamos más desde casa, pero los muebles de nuestros hogares no siempre están diseñados para ofrecer unas buenas condiciones de trabajo.
Un reposabrazos ergonómico que reúne teletrabajo y confort
Un reposabrazos ergonómico que reúne teletrabajo y confort

El pequeño dispositivo denominado Mouzen ha sido creado con el objetivo de liberar la tensión que se acumula en las muñecas y prevenir el dolor de espalda debidos a un entorno de trabajo inadecuado. Se trata de un reposabrazos ergonómico diseñado para optimizar la posición de los brazos y atenuar la tensión acumulada en las muñecas y la espalda cuando pasamos todo el día trabajando con un ratón y un teclado.

Teletrabajo: mitigar tensiones y adoptar una postura óptima

Esta innovación que llega de Eslovenia consiste en un estante (copolímero ASA, poliamida y poliuretano) que se adapta mediante una pinza en el borde de la mesa de escritorio para crear un espacio adicional, equipado con un pequeño cojín giratorio sobre el que reposa el brazo. Este reposabrazos ergonómico sigue los movimientos del brazo garantizando unas condiciones de trabajo óptimas: puede pivotar de izquierda a derecha y también se desliza hacia adelante y hacia atrás al mover el ratón hacia arriba o hacia abajo de la pantalla.

El dispositivo Mouzen se ha diseñado para permitir que el brazo se deslice libremente manteniéndolo en una posición natural, a la vez que obliga al usuario a adoptar una posición erguida óptima para los hombros y la espalda cuando está sentado. También ayuda a mitigar la tensión en las muñecas y aliviar el dolor de espalda que a menudo causan las malas posturas y la falta de ergonomía cuando utilizamos el ratón. Además, evita las fricciones generadas al apoyar el brazo sobre un reposabrazos tradicional o el borde de la mesa.

Un soporte universal: simple, estable y no deja marca

El accesorio Mouzen es desmontable y fácil de transportar. Esta plataforma se puede acoplar a cualquier mesa gracias a su base y al sistema de sujeción integrado, que puede adaptarse a cualquier superficie (de 0,5 a 5,5 cm) o ángulo, y se monta en menos de 2 minutos.

El mecanismo de anclaje universal, patentado bajo la marca ErgoFlow™, puede soportar un peso de hasta 21 kilos, por lo que garantiza una estabilidad, rigidez y resistencia excelentes.
La empresa eslovena tuvo que dedicar más de 1 000 horas de investigación y desarrollar hasta siete prototipos para finalizar este reposabrazos ergonómico y minimalista que ofrece una comodidad óptima.

El soporte Mouzen recaba actualmente financiación a través de una plataforma de financiación colectiva.

mas información :
https://www.mouzen.net

Si te ha gustado este artículo ¡te encantará el siguiente!
  • Una retina de hidrogel
    En un vistazo 1 min
    Una retina de hidrogel

    Vanessa Restrepo-Schild, estudiante e investigadora en el departamento de Química de la Universidad de Oxford, de 24 años, ha desarrollado recientemente una retina sintética que podría devolver la esp...