En un vistazo 2 min

Manta, ¡el primer barco que gestiona residuos en el océano!

El Manta, proyecto insignia de la asociación The Seacleaners creada por el navegante y explorador francosuizo Bourgnon, empezará a construirse en 2022. La botadura del primer «barco-factoría capaz de recoger y aprovechar en altamar grandes cantidades de residuos plásticos flotantes» está prevista para 2024.
Manta, ¡el primer barco que gestiona residuos en el océano!
© Synthes3D para The SeaCleaners
Manta, ¡el primer barco que gestiona residuos en el océano!

El artífice del proyecto es Yvan Bourgnon, un navegante y explorador francosuizo que, tras dar la vuelta al mundo entre 2013 y 2015 y presenciar la desfiguración de mares y océanos a causa de los residuos plásticos, decidió sumergirse en un nuevo reto: colaborar en la descontaminación de los océanos.

Creó para ello la asociación The Seacleaners con el doble objetivo de sensibilizar al gran público sobre esta problemática y desarrollar una solución tecnológica innovadora para la recogida de los residuos plásticos marinos.

Recoger, transformar y aprovechar a bordo

La solución es el Manta, un catamarán gigante cuya versión definitiva fue presentada a principios de este año, después de tres años de I+D en colaboración con una veintena de socios técnicos e industriales y de cinco laboratorios de investigación. La futura embarcación contará con una capacidad de recogida de entre 5 000 y 10 000 toneladas anuales y actuará principalmente en las zonas de Asia, África y Sudamérica altamente contaminadas. Por este motivo, las zonas de navegación prioritarias serán los ríos, las desembocaduras fluviales, los estuarios y las zonas costeras. Su aspecto más innovador es que en lugar de recoger los residuos para llevarlos hasta tierra firme, estos se procesarán directamente en el mismo barco.

El Manta medirá 56,5 m de largo y 26 m de ancho y estará equipado con cuatro sistemas de recogida complementarios. Unas cintas transportadoras guiarán los residuos recogidos, que serán clasificados manualmente a bordo del catamarán; tres redes de arrastre recogerán los residuos de la superficie; y dos grúas se encargarán de extraer los fragmentos más grandes. Finalmente, dos pequeños botes embarcados en la popa del catamarán gigante servirán para recoger los residuos acumulados en los ríos, los estuarios y las aguas tranquilas «en aquellas zonas más estrechas, poco profundas y menos accesibles donde la maniobrabilidad es reducida».

El futuro catamarán gigante será el único barco-factoría capaz de procesar el 100 % de los residuos plásticos recogidos en alta mar, gracias a las instalaciones que lleva incorporadas. A bordo, los residuos serán clasificados manualmente, procesados y aprovechados mediante una unidad de conversión energética por pirólisis que trabajará de manera continua para transformar en energía la totalidad de los residuos recogidos.

Un barco ecológico que funciona con energías renovables

Al obtener transformando los residuos recogidos, se prevé que el Manta funcione en un 75 % de manera autónoma. Además, estará dotado de propulsión híbrida: 1 500 m² de vela por un lado, y motores eléctricos alimentados por paneles solares, aerogeneradores y equipos de generación de hidrógeno mediante electrólisis del agua, por el otro. Las energías solar y eólica sustituyen los motores diésel con el fin de reducir la huella de carbono al mínimo.

Un escaparate científico y pedagógico

Un equipo de entre ocho y diez científicos estará presente a bordo 250 días al año. Estos dispondrán de los equipos oceanográficos necesarios para llevar a cabo misiones de geolocalización, cuantificación y caracterización de los residuos. Los datos obtenidos, de gran valor para la investigación, se compartirán con los países contaminantes y con la comunidad científica.

Como colofón, el Manta será además un barco embajador que realizará labores de sensibilización entre la población. Las personas podrán subir a bordo, debatir, participar en la recogida, etc. A este fin, se prevé incorporar una sala de conferencias con un aforo de 150 personas. En palabras de Yvan Bourgnon: «será espectacular, pero estará al servicio de la eficacia: es hora de ir más allá de la teoría y ponerse manos a la obra».

Mas información:
https://www.theseacleaners.org

Si te ha gustado este artículo ¡te encantará el siguiente!
  • Jellyfishbot, un robot para la recogida de basura marina
    En un vistazo 2 min
    Jellyfishbot, un robot para la recogida de basura marina

    Jellyfishbot es un pequeño dron marino cuya misión consiste en recoger los residuos y vertidos de combustible que flotan en la superficie del agua. Después de su primera puesta en funcionamiento en ju...

  • Recyclamer, la aspiradora acuática
    En un vistazo 2 min
    Recyclamer, la aspiradora acuática

    Tiene forma rectangular, está recubierto de paneles solares, llega a todos los rincones y puede maniobrar en cualquier dirección. En una palabra, es... ¡único! Este robot, que limpia los entornos acuá...